Opinión

¿Nos tomamos un mate?

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse. El mate es exactamente lo contrario que la televisión. Te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo. Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es…

Utopías

Por Enrique Pinti |  Para LA NACION. El equilibrio, la sensatez, la reflexión y la mayor objetividad posible se han convertido en utopías muy difíciles de conseguir. Las sociedades prefieren a la larga o a la corta los extremos, los contrastes violentos y las soluciones radicales, impiadosas y muchas veces sangrientas. O se castiga con severidad extrema a quien muchas veces por falta de oportunidades razonables de obtener educación y medios para…

La historia eterna

En el agitado devenir histórico, los países y sus gobernantes parecen a veces perder la perspectiva de los hechos que integran y conforman la vida de los gobernados. En efecto, lo épico y lo cotidiano se confunden fácilmente y, a menudo, rimbombantes logros en un aspecto contrastan con retrocesos dramáticos en el otro.   Cuando los países atraviesan crisis económicas los grandes remedios o las medidas antipáticas pero necesarias impactan…

Cosas Nuestras

Muchas veces, la vida nos lleva a variar sentimientos que creíamos inamovibles y eternos. Son momentos de crisis y contradicciones muy profundas que nos conducen a encrucijadas angustiosas. Una de esas circunstancias es la relación con el país que nos vio nacer, la tierra natal, el terruño o como nos guste más llamarlo. Hay toda una mística patriótica inculcada en nuestras mentes por padres y maestros que dicta nociones de…

Todo por el Poder

El poder embriaga, seduce, construye y destruye. Tenerlo da una sensación equívoca de omnipotencia que la mayoría de las veces conduce a catastróficos fracasos. A todos los niveles posibles el poder se obtiene por las buenas o por las malas, como una consecuencia lógica y natural o por imponderables imprevistos coyunturales, esos que requieren estar en un determinado lugar a una determinada hora, o sea, la mal llamada casualidad que casi siempre es causalidad pura y dura. En el seno familiar se supone que el poder lo tienen los padres…