The following two tabs change content below.
Norma Pellegrino
Abogada ítalo-argentina, socia fundadora del despacho NP Abogados de Madrid especializado en diferentes ámbitos legales. Especialista en asilo y refugio, compartiré en estas páginas todos los temas relacionados con Extranjería para intentar resolver las dudas de los muchos que están lejos de su tierra y de tantos otros que están por partir.

El NIE es  el número de identificación de extranjeros, es único, personal y exclusivo,  nos permite  identificarnos ante la administración pública para realizar todos los trámites que sean necesarios.

Obtenerlo es lo primero que debe hacer  cualquier extranjero que llega a España, si tiene que residir o domiciliarse en este país y especialmente si:

1.- Se inicia un procedimiento para obtener un documento que le habilite para permanecer en territorio español.

2.- Si se le  ha  incoado un expediente administrativo según la Ley de Extranjería.

3.- Si planea adquirir bienes o realizar transacciones comerciales.

4.- Si desea estudiar.

Siempre  y cuando no nos encontremos en situación irregular deberemos dirigirnos a la Dirección General de Policía comunicando los motivos por los que se desea obtenerlo y dentro de los primeros 30 días de la llegada al país.

Si, en cambio, fuera  para realizar transacciones a nivel comercial, lo podrán solicitar a las embajadas  o consulados honorarios en su propio país.

Los no comunitarios lo podrán obtener junto con la residencia, debiendo previamente demostrar  que cumplen con ciertos requisitos que podrán cambiar según los motivos por los que se lo solicite.

Los comunitarios, en cambio,  tendrán 90 días de su llegada al país para comunicarlo y podrán solicitar además el certificado de Registro de Ciudadano de la Unión Europea  en la brigada de Extranjería  que corresponda,  según la ciudad. Requisitos principales para  la solicitud en este colectivo serán:  acreditar medios suficientes de vida, cobertura sanitaria, pasaporte en vigor, pago de tasas, motivo de la solicitud.

Debemos tener  presente que ni el NIE ni el certificado de Registro de Ciudadano de la Unión sirven a los efectos de identificarnos ante la autoridad, por tanto,  debemos siempre ir munidos de pasaporte o copia certificada del mismo o bien nuestro documentos del país de la  Unión Europea al que pertenezcamos.