The following two tabs change content below.
Betiana Baglietto

Betiana Baglietto

Redactora Jefa at Argentinos.es
Periodista, escribidora. Con un pie en cada orilla. Más de 10 años en España, y aún no pierdo el acento. Loca por Bruno y Mateo

El filme de Pablo Trapero sobre la familia que secuestraba, extorsionaba y mataba a miembros de otras familias acomodadas cosecha aplausos en el festival italiano.

Decir los Puccio es sinónimo de uno de los grandes casos de la crónica negra de Argentina. De esos que, cuando salen a la luz, conmocionan a la sociedad, por la gravedad pero mucho más por lo insospechado del suceso. La historia de la numerosa familia de clase media que secuestraba, extorsionaba y hasta mataba a sus víctimas por dinero protagoniza la última película del director Pablo Trapero (Leonera, Elefante blanco, Carancho, Mundo grúa, El bonaerense).

“Hay muchas realidades que pasan hoy en día y tienen mucho en común con lo que cuenta la película, sobre todo la hipocresía, de creer que el problema es de otro” dijo Trapero en la rueda de prensa tras la proyección.

Ha sido un tremendo éxito de taquilla en su país (2 millones de espectadores en tres semanas de proyección) y este fin de semana ha conquistado el aplauso en su proyección en el Festival de Cine de Venecia, donde compite por el León de Oro en la sección oficial.

El clan es el título del largometraje producido por los hermanos Almodóvar que tiene a Guillermo Francella en el papel del patriarca Arquímides, marido de Epifanía y padre de cinco hijos que tenían entre 14 y 25 años aquel 23 de agosto de 1985 cuando el horror saltó a los medios de comunicación: Alejandro, Silvia, Daniel, Guillermo y Adriana. Peter Lanzani interpreta a Alejandro, el mayor de los hermanos, jugador de rugby del Club Atlético San Isidro y de la selección de Los Pumas y cómplice de su padre. Sólo los más pequeños escaparon a las acusaciones.

Ese 23 de agosto de 1985, la policía entró en el bonito chalet que los Puccio tenían en el barrio de San Isidro para rescatar a la empresaria Nélida Bollini de Prado, que llevaba 32 días en cautiverio atada a un camastro en el sótano de la casa, mientras la familia seguía su vida normal en los pisos de arriba. El clan ya había asesinado a otras tres víctimas: Ricardo Manoukian, Eduardo Aulet y Emilio Naum. Los dos primeros, conocidos de Alejandro del CASI, fueron ejecutados a pesar de que sus familias pagaron millonarios rescates.

“Hay muchas realidades que pasan hoy en día y tienen mucho en común con lo que cuenta la película, sobre todo la hipocresía, de creer que el problema es de otro”, dijo Trapero en la rueda de prensa tras la proyección, en referencia a un sector de la sociedad que disfrutó de total impunidad durante la última dictadura militar argentina. Se cree que Arquímides Puccio perteneció al movimiento de extrema derecha terrorista Tacuara y al grupo paramilitar precursor del terrorismo de Estado de la dictadura de Videla, la Triple A, además de trabajar como agente oscuro de la SIDE, por lo que contaba con la complicidad de las autoridades militares en la difícil transición hacia la democracia. «Lo que más me fascinaba era la resistencia de la gente del barrio a creer que era cierto, de los compañeros del club de Alejandro, que era un jugador de rugby famoso, un tipo realmente querido en el club», añadió el cineasta.

La película se estrenó en agosto en Argentina, justo 30 años después de los espantosos hechos y con el padre y los dos hermanos mayores, Alejandro y Silvia, ya muertos. Mezcla duras y violentas escenas con otras coloridas de la vida familiar. Las dos realidades que cohabitaban en ese hogar siniestro. A España llegará en noviembre.

 

Opt In Image
¿TE GUSTO LA NOTA?
Suscribete a nuestro Boletin!

Notas, Eventos, Promociones, Sorteos...