Eduardo Blanco, Patricia Palmer y Ana Fontán protagonizan la película argentina que llega este viernes a la cartelera

Es una realidad que afecta a miles de familias. Una de ellas es la de Rodolfo Carnevale, director de cine, que ha volcado su experiencia personal como hermano de un chico autista en su última película. El Pozo se estrena este viernes en España con Eduardo Blanco (Franco) y Patricia Palmer (Estela como los padres de Ana Fontán (Pilar), una joven de 26 años que sufre la enfermedad.

Un drama que enseña el sufrimiento y dolor pero sin melodramatismos, sostenido con excelentes actuaciones de sus protagonistas, según adelantan las críticas en Argentina, donde se estrenó hace ya cuatro años. Una mirada diferente, cercana y familiar.

La relación de Franco, un importante ejecutivo, y Estela, una entregada ama de casa, se desgasta cada vez más con el sufrimiento por el problema de su hija, que también afecta a su hermano menor (Alejo), interpretado por Tupac Larriera. Tanta es la tensión, que se ven forzados a tomar una decisión no compartida: internar a Pilar en una clínica de rehabilitación. Allí la joven conoce a Román, autista como ella y ambos tejerán una especial amistad.