En Francia Fue 6-1 para quedarse con su quinto título mundial. Además, evitó que los españoles conquistaran su sexta corona consecutiva y que les ganaran la final por cuarta vez al hilo.

En La Roche sur Yon, en Francia, la alegría es toda de Argentina. En la definición del Mundial de Hockey sobre patines, el seleccionado nacional goleó a una España deslucida y se tomó revancha de las tres finales consecutivas perdidas con los ibéricos. El contundente 6-1 le permitió a los argentinos quedarse con el quinto título de su historia, el primero tras 16 años de sequía.

No arrancó fácil la travesía de Argentina. El equipo que venía de vencer a Portugal (que ganó la medalla de bronce al vencer a Alemania por 7-3) tuvo que remontar un gol de Jordi Bargalló a los 5 minutos pero se repuso de la mejor manera, para superar con holgura al equipo español, ante el que había caído en la final de las tres ediciones anteriores del Mundial.

Los goles de la Selección llegaron por intermedio de Lucas Ordoñez (9, 29, 37), David Páez (12 y 15) y Carlos Nicolía (36), que además de impedir que España conquiste su título número 12 y su sexto consecutivo (en cinco le había ganado a Argentina), lograron cortarle al seleccionado ibérico una racha de 71 partidos invicto, ya que no perdía desde las semifinales del Mundial de Oliveira de Azemeis 2003. Como si fuera poco, el equipo argentino, conducido por Darío Giuliani, consiguió así recuperar un título que no ganaba desde 1999, cuando venció en Reus precisamente a España.

Fuente: Clarín