The following two tabs change content below.
Betiana Baglietto

Betiana Baglietto

Redactora Jefa at Argentinos.es
Periodista, escribidora. Con un pie en cada orilla. Más de 10 años en España, y aún no pierdo el acento. Loca por Bruno y Mateo
Betiana Baglietto

Ùltimas notas de Betiana Baglietto (mostrar todas)

Ante los numerosos mensajes que a diario nos llegan de argentinos que quieren vivir la aventura de emigrar, elaboramos una pequeña guía a modo de respuestas a las preguntas más frecuentes.

De un tiempo a esta parte, la casilla de nuestro Facebook no para de recibir mensajes de argentinos que quieren venirse a vivir a España. Algunos ya tienen la decisión tomada y las maletas hechas, otros piensan hacerlo dentro de unos meses, para muchos otros es un sueño a realizar algún día o una idea que empieza a rondar en la cabeza.

A todos les surgen casi las mismas preguntas e inquietudes que, para los que ya estamos aquí y aunque llevemos un buen tiempo, son muy difíciles de responder. No nos cansamos de repetir que la experiencia de emigrar es muy personal, única e intransferible. Todos dejamos atrás una biografía que, en algunos casos nos empuja a irnos pero en otros nos tironea para quedarnos. Cada cual pone sus personales expectativas en la valija. Si son muy altas, más pronto que tarde se convertirán en un lastre. Cada quien vuela con un currículum y en una situación especial. No es lo mismo llegar sin conocer a nadie, que un amigo o familiar te vaya a buscar al aeropuerto y te aloje los primeros meses o semanas. No es igual aterrizar con los bolsillos vacíos que viajar con un colchón de ahorros. Y, por sobre todas las cosas y sobre todo hoy en día, hay un mundo de distancia entre viajar con o sin los papeles en regla.

 

-¿Está difícil conseguir trabajo?

Para empezar, a quienes nos preguntan por la situación laboral en España, no nos queda otra que darles un panorama pesimista, que no es otro que el real. Las cifras de desempleo, tras siete años de crisis, siguen por encima del 20% y cerca de los 5 millones de desempleados. España ha pasado de ser un país de inmigrantes a otro de emigrantes. Casi todos tenemos algún amigo nativo que se ha ido a buscar mejores horizontes a Reino Unido, Alemania, Australia, Estados Unidos, Dubai Costa Rica, Panamá, Canadá o incluso, y aunque parezca paradójico, a la propia Argentina. Muchos más son los argentinos llegados tras la crisis de 2002 que desde hace años protagonizan un goteo incesante de regresos o también segundas emigraciones hacia otros destinos como los antes mencionados.

Conseguir hoy empleo en España es muy difícil,  y ni hablar si lo que buscamos es un puesto en condiciones dignas. Dicho esto, volvemos al comienzo: nada de lo afirmado impide que algún afortunado llegue y en un mes esté ubicado en el puesto soñado. Los milagros a veces existen y la vida siempre tiene ese tipo de sorpresas guardadas, pero no es lo habitual, por supuesto. Para quienes preguntan si pueden trabajar de camareros, en España hay bares y restaurantes en casi todas las calles de todos los pueblos y puede que sea la entrada más fácil al mercado laboral, aunque las vidrieras de estos locales ya no exhiben esos carteles que a principios de este siglo se leían en la mayoría de ellos ‘Se necesitan camareros/cocineros’. El verano y los lugares de playa siempre serán un mejor destino si lo que se busca es eso.

 

-¿Cuál es un sueldo para poder vivir?

Los salarios son otros de los grandes afectados por la crisis. Antes de ella, ser ‘mileurista’ era un problema. Hoy es poco menos que inalcanzable. La mala situación del mercado laboral, el exceso de oferta de personal para tan pocos puestos que se crean los han hecho bajar, claro. Y 1.000 euros pueden alcanzar, depende para quien. Una familia tipo que tenga que alquilar, pagar los impuestos, comer, vestirse, trasladarse… no vive con ese dinero. O vive mal. Necesita el doble para tener un pasar tranquilo pero sin grandes lujos. A alguien que venga solo y se alquile una habitación en un piso compartido puede servirle.

 

-Los alquileres

Los precios de los alquileres pueden variar y mucho, según las zonas. Vamos a usar de ejemplo Madrid, que es donde estamos y donde suelen apuntar gran parte de los migrantes. Dentro de Madrid también hay mucha oscilación según donde se mire. Madrid capital es más caro que la periferia y, dentro de la periferia, la zona norte y oeste suele ser más inaccesible que la del este y sur, que se conoce como el cinturón industrial.

Siempre tomando como referencia una familia, hay que partir de unos 500 euros, que es por lo que se podría conseguir un piso de dos habitaciones en algunos de los barrios de las muchas ciudades o pueblos ‘baratos’ del extrarradio de la capital. Lo mismo, pero en alguna zona céntrica, puede costar el doble. También hay que decir que conviene tener en cuenta las distancias que luego hay que recorrer hasta el trabajo de cada uno porque los abonos transportes de los municipios más alejados del centro hasta Madrid rondan los 80 euros mensuales.

Casi nadie te alquila en la actualidad una vivienda sin algún tipo de aval, ya sea un recibo de sueldo, un adelanto de varios meses o algún tipo de fianza, de ahí la importancia de venir con ahorros que antes describíamos.

 

-La educación y la sanidad

Para quienes quieren realizar la aventura con hijos, vale decir que, con los papeles en regla, tienen acceso gratuito a la sanidad pública, aún no teniendo trabajo: “Las personas que no puedan acceder a la sanidad por ninguno de los requisitos anteriores y tengan nacionalidad española o de algún Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza y que residan en España y los extranjeros titulares de una autorización para residir en territorio español, podrán recibir asistencia sanitaria como asegurados siempre que no tengan ingresos superiores a cien mil euros anuales, ni cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía”. http://www.citapreviainem.es/parados-tarjeta-sanitaria/

La educación tampoco supone un problema, porque en España la red de colegios públicos es muy extensa y todavía, a pesar de los recortes de los últimos años, mantiene un buen nivel. Los centros públicos cuentan con comedor escolar (pueden rondar los 100 euros al mes por niño) y jornadas que pueden ir de 9 a 16 o de 9.30 a 16.30, dependiendo de las ciudades. Antes del último gobierno, había una red de becas tanto de libros escolares como de comedor que han sido otras víctimas de los recortes. Hoy solo acceden a ellas unos pocos.

En el apartado educativo hay que tener en cuenta que en las comunidades que tienen idiomas cooficiales como Cataluña, Galicia, País Vasco, Islas Baleares o Comunidad Valenciana, los colegios públicos imparten un porcentaje (en algunos casos la totalidad) de clases en el idioma oficial de cada región.

 

-¿A qué ciudad me voy?

Madrid y Barcelona son las ciudades más elegidas por los argentinos, por ser las más grandes, con más oportunidades laborales y a las que llegan los vuelos directos desde Buenos Aires. Pero hay compatriotas repartidos por toda la geografía española. A la hora de escoger un sitio, es importante tener en cuenta qué lugar puede ser más adecuado para la profesión de cada quien, la gente que conozcamos y nos pueda echar una mano, el clima (el sol del sur contra la lluvia del norte), el idioma…

Estas son solo algunas de las cuestiones que se plantean los lectores que nos escriben y las respuestas no resultan más que orientativas, parciales, subjetivas porque, como ya dijimos y repetimos, la experiencia de emigrar es intransferible. Otra cosa distinta es el apoyo y acompañamiento que desde nuestro lugar de informadores podemos darles. Con eso pueden contar siempre.

 

Enlaces útiles:

Para buscar trabajo: infojobs.net

Para ver alquileres: idealista.com

Para homologar títulos: www.mecd.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/catalogo-servicios/gestion-titulos.html

Opt In Image
¿TE GUSTO LA NOTA?
Suscribete a nuestro Boletin!

Notas, Eventos, Promociones, Sorteos...