The following two tabs change content below.
Norma Pellegrino
Abogada ítalo-argentina, socia fundadora del despacho NP Abogados de Madrid especializado en diferentes ámbitos legales. Especialista en asilo y refugio, compartiré en estas páginas todos los temas relacionados con Extranjería para intentar resolver las dudas de los muchos que están lejos de su tierra y de tantos otros que están por partir.

Muchos me preguntan acerca de los trámites que deben realizar cuando tienen pasaporte italiano o están casados con un italiano y desean radicarse en España.

Actualmente, debido a múltiples  factores,  las  exigencias  son cada  vez  mayores y no basta  con ser comunitario para  obtener  la residencia,  hay varios requisitos  que cumplir  para  poder  obtenerla sin que nos cueste  un dolor de cabeza o nos la denieguen, así  que aquí van algunos consejos a tener  en cuenta antes de decidir dar el paso y evitar pérdidas  de tiempo.

Quien tenga  ciudadanía italiana y piense radicarse en España, apenas llegar lo primero que deberá  hacer es inscribirse al AIRE (Anagrafe Italiani Residenti All’Estero), trámite que se puede hacer a través de la  página de la Cancelleria Consolare dell’Ambasciata d’Italia en Madrid.Demás  está decir que si está casado en el exterior, lo primordial es inscribir en el consulado de su país el matrimonio o nacimientos de hijos.

Los certificados que traiga,  de nacimiento, matrimonio, etc., siempre tendrán que estar legalizados, apostillados y traducidos si están en una  lengua  distinta  del español.

Al llegar deberán pedir cita previa para solicitar el NIE, que es el número de identificación de extranjeros en la Dirección General de la Policía, para el caso que sea por trabajo o estudio y, a continuación, cita previa para solicitar el Certificado de Ciudadano de la Unión. Su cónyuge solicitará la tarjeta de familiar de ciudadano de la UE.

Es primordial contar con recursos económicos, sin los cuales muy probablemente sea rechazada la residencia. Por ello,  antes de dar un paso aseguraros de tener un contrato de trabajo en toda regla que presentar cuando sea requerido por las autoridades.

Espero que estos consejos  hayan sido de ayuda para evitar errores o dolores  de cabeza a quienes  estén pensando en dar el paso.