The following two tabs change content below.
Sergio A. González Bueno

Sergio A. González Bueno

Persigo la oda del gol; un soneto de campeón; un poético caño, una trova de 'rabonas'; una estrofa de Diez; una copla de aliento... ¡Fútbol y letras!
Sergio A. González Bueno

Ùltimas notas de Sergio A. González Bueno (mostrar todas)

Rusia fue el triste epílogo de una obra negligente y surrealista. Equipo envejecido y desgastado; entrenador confundido y desapoderado; dirigentes cómplices y permisivos. Un grupo cuya autogestión mutó en golpe de estado al entrenador –inestable emocionalmente– tras la bochornosa goleada ante Croacia.

Despojado de toda autoridad, Sampaoli delegó el mando. O, apelando a la diplomacia, lo compartió. Cruces públicos y privados con Sebastián Beccacece; cuestionamientos en voz alta de varios históricos; Tapia ejerciendo de mediador y convalidando el alzamiento. Seré gráfico. Por estas horas, algunos dirigentes instalaron el nombre de Javier Mascherano para sumarse al cuerpo técnico interino de Lionel Scaloni, Pablo Aimar (pronto volverá a los juveniles) y Walter Samuel, sumado al elenco sorpresivamente. Al respecto, consulté una fuente confiable. La respuesta no tuvo desperdicio: “¿Mascherano DT? Ni por casualidad. Ya dirigió dos partidos en Rusia. Y fue el autor intelectual del falso 9 ante Francia”. La ironía de mi interlocutor evidencia que las heridas mundialistas no cicatrizaron.

Por estas horas, Scaloni hizo pública su primera convocatoria. A primera vista, el Plan Renove se impone en la agenda de la Selección. Al menos en lo inmediato. No obstante, llaman la atención las convocatorias de Sergio Romero y Gabriel Mercado, dos ‘players’ de la guardia vieja. ¿Serán los guías de los sub 25 pensados para explotar en Catar?

En medio, la AFA vive una interna de poder. “Chiqui” Tapia, quien en la elección de Sampaoli fue una figura decorativa (el exDT de Casilda fue todo del “Signore” Daniele Angelici), pretende asumir la responsabilidad inherente a su cargo. Los acólitos del presidente del ascenso esgrimen que en la era Grondona los entrenadores eran elegidos a discreción por el Padrino de Sarandí. A coro, sostienen: “Ése es el modelo que debemos replicar”. El problema es que en el otro “bando” asoma la figura del “Signore” Daniele Angelici, operador político de alto rango. Muy cercano a Macri y acostumbrado a mandar, al 1 de Boca le causa muy poca gracia ser el 2 de la AFA. ¿Cómo se resolvió el conflicto? Pipa de la paz hasta diciembre (podría extenderse hasta mayo del 2019) y la familia unida por conveniencia. Del Todo Pasa al Todo Rosca.

¿Quién es el candidato de Tapia? Mauricio Pochettino. El presidente del ascenso tiene un guiño del exNewell’s para asumir en el 2019. Eso filtró el círculo íntimo de Tapia. ¿Será verdad? ‘Poch’ está haciendo un trabajo estupendo en los Spurs. ¿Cambiará la comodidad londinense por el predio de Ezeiza? ¿Abandonará su zona de confort de la Premier por una Selección urgida de éxitos y con escasa paciencia de todos? Tiempo al tiempo. Entre tanto, el “Signore” Daniele Angelici aspira a elegir un manager o entendido que recomiende dos o tres entrenadores con los que hablar. O entrevistar.

En un primer momento, la opción de Alejandro Sabella lideraba sus gustos. Rápido de reflejos, Angelici advirtió que no había quórum político para repetir el unipersonal que hizo con Sampaoli. Allí se aplacó y sacó a relucir un tono conciliador forzado. Tregua y plan B. ¿Por qué no plan Cholo? Tema álgido. Simeone es un DT especialista en administrar egos. El líder del grupo es él. En la intimidad, Simeone piensa que Messi volverá. Y que la convivencia entre ellos no será placentera. Lo sintetizo. Ni el Cholo tiene química con Leo ni Messi tiene química con Simeone. Cuestión de piel.

¿Gallardo? A mi modesto entender, está mucho más lejos que Pochettino y Simeone de ser el futuro DT de la Selección. Le sobran condiciones; tiene un presente brillante y un futuro sin techo. Pero no lo veo conviviendo con Tapia y Angelici. Alguien con llegada al “Muñeco” me dijo: “¿Vos lo ves a Gallardo durmiendo con el enemigo? Que no se te pase por alto un detalle: la AFA es de Boca”.

Entre los conflictos y las negativas, Scaloni fue una solución temporal. Y, sin ánimo ofensivo, un empleado a precio de saldo. Las arcas de la AFA siguen pagando indemnizaciones muy onerosas por despidos intempestivos de exentrenadores. El respiro económico se celebra como el gol de Diego a los ingleses en la calle Viamonte. Entre tanto dislate, el presidente Macri pidió a Jorge Almirón. ¿Acaso el nombre del próximo DT estará escrito en los cuadernos de Centeno? Licencia humorística al margen, la bizarra saga de Selección nos seguirá regalando capítulos desopilantes. ¿Quién se anima a agarrar el Titanic?