El cantautor argentino está de gira en España para presentar su último trabajo, ‘Amores Bonsái’.

Rodrigo Soler ha elegido la metáfora de esos preciosos árboles en miniatura para hablar de los amores y desamores que ha vivido en los últimos años en sus idas y vueltas entre Argentina y España. Amores Bonsái se llama su segundo trabajo discográfico en solitario que está presentando este verano en la península.

Madrid había sido su casa durante ocho años antes de volver a su Floresta natal y Madrid fue el primer lugar en el que ya tocó los temas de este álbum de once canciones que lo mismo hunden profundamente sus raíces en tierra abonada por la pasión como se secan y marchitan secas de deseo. En julio todavía le quedan varias paradas de su gira, pero antes se sienta un rato para hablar con Argentinos.es

-¿Cómo te ha recibido España en tu regreso? ¿Qué tal ese primer show?

Genial. Quería esta vez llegar a más ciudades, porque en la anterior gira solo toqué en cuatro y por eso he venido en formato solitario. Aunque el haber vivido aquí hace que nunca esté solo y se puedan generar colaboraciones con amigos, como ocurrió en el primer concierto en Madrid, en El Calvario, en el que estuvo Claudio H., otro músico argentino que lleva casi 30 años aquí. Estuve ocho años en Madrid y me siento también de acá. Mis canciones, mi léxico, mi música hablan de cosas de acá y no quiero perder esa conexión.

 -¿Qué te trajo la primera vez a España y por qué decidiste volver a Argentina?

Vine con una banda que luego se separó, pero yo me quedé, estudié teatro, empecé a trabajar me enamoré… Luego me separé, me quedé sin trabajo y no tenía ningún proyecto concreto y, para empezar otra vez de cero, decidí hacerlo en Buenos Aires, porque si lo hacía aquí sabía que iba a ser para siempre y tenía ganas de hacer allá la vida adulta que aún no había hecho.

-¿Cómo y por qué empezaste en la música?

Siempre escuché mucha música y me gustaba mucho investigar, descubrir cosas nuevas. Un día, con una amiga que le pasaba lo mismo, nos dijimos que teníamos que aprender algún instrumento para poder tocar la música que nos gustaba. Empezamos con una profesora, luego ella dejó y yo me apunté al conservatorio y ya pasé a tener la necesidad de hacer mi propia música y, sobre todo, de escribir mis propias historias. Necesitaba esa manera de expresarme, escribir para sacar todo lo que tengo adentro y me salían las historias en estrofas.

-¿Cuál era esa música que escuchabas?

Mucho rock nacional: Charly, Fito, Spinetta, Calamaro y todas las bandas de allá. Después, en España, descubrí también grupos increíbles como Fito & Fitapaldis, La Cabra Mecánica, Los Delinqüentes, Lichis… además de solistas y cantautores que están transitando el mismo camino que yo y muchas veces nos cruzamos.

-¿Cómo definirías Amores Bonsái?

Es un disco bastante personal, con historias de amor, desamor, odio… Tiene algunas canciones que hablan mucho de mí, de guerras internas, es bastante autobiográfico. De amores que cuidamos y regamos, pero también de otros a los que les cortamos las raíces y no nos dejamos averiguar hasta dónde podían llegar.

 -Las letras tiene un rol fundamental en tu música, ¿verdad?

Son fundamentales, me centro mucho en ellas. Son las historias que necesito contar. Me gusta sentarme con un cuaderno y un café y ponerme a escribir, buscar la mejor manera de contar esa historia que tengo.

-Decías que tus canciones hablan mucho de aquí, ¿en qué lo notamos?

Hay historias que se notan que están escritas o vividas en Madrid o en España. Si le escribo una canción a una chica intento que diga “está hecha para mí”, ahí siento que cumple su objetivo.

-No es que haga falta, pero es difícil encasillar tu música en algún género, hay de todo un poco en ella…

Esa mezcla que tenemos al hablar todos los que alguna vez vivimos fuera está en mi música también, porque yo soy eso. Todas esas experiencias vitales y musicales, los diferentes estilos que vas absorbiendo se te mezclan dentro, por eso hay rock, reggae o rumba española. Un disco mío es como soy yo, todo eso lo intento llevar a mi estilo.

-Ya has tocado y trabajado como músico tanto en Argentina como en España, ¿hay diferencias?

En ambos países hay como circuitos con espacios en los que podemos tocar los que no pertenecemos al mainstreaming. A nivel mercado, en los dos sitios las grandes bandas siempre lo tienen más fácil que nosotros y sus canciones son las que suenan en las radios. Pero lo bueno es que si te preocupas, investigas, buscas, ahora con las nuevas tecnologías, todas las plataformas y redes sociales puedes descubrir un montón de bandas o artistas nuevos.



GIRA AMORES BONSÁI:

  • 7 DE JULIO – SANTIAGO DE COMPOSTELA – A TABERNA DA CHORIMA
  • 8 DE JULIO – PONTEVEDRA – CAMARÚ
  • 13 DE JULIO – BILBAO – BAKIO
  • 20 DE JULIO – BARCELONA – EL MEDI
  • 21 DE JULIO – BARCELONA – SIBARITAS CANNABIS CLUB
  • 22 DE JULIO – ANDORRA – LA FADA IGNORANT
  • 28 DE JULIO – VALENCIA – BODEGA VALERO (MEDIODÍA)
  • 28 DE JULIO – VALENCIA – VOLANDER