Tag "Enrique Pinti"

Odio

Por Enrique Pinti |  Para LA NACION. El odio sigue arrasando al género humano como un quinto jinete apocalíptico que no descansa y cada tanto aplica golpes fatales que destruyen vidas, sueños, ilusiones y buenas causas. Mientras nos preocupamos por las grietas que generan las ideologías políticas que pasan mayoritariamente por causas económicas que tienen más que ver con ambiciones y supremacías de países poderosos contra territorios dependientes que de verdaderas…

Socorro

Enrique Pinti – La Nación (www.lanacion.com.ar ) La violencia está desatada en todo el mundo. Esto no es novedad, por el contrario hace mucho tiempo que es la protagonista mayoritaria de las noticias cotidianas. Mucho se habla y por lo visto poco se hace para combatir las múltiples causas que la engendran. Cuando uno ve y escucha por ejemplo la danza de millones y billones de dólares, euro, yenes, y…

La vida es una foto

Se han realizado estudios razonablemente serios que confirman con cierta lógica que no hay nada como la buena memoria para conservar recuerdos interesantes que marcan indeleblemente nuestra experiencia de vida. Esto es importante y confirma la teoría que el dinosaurio que esto firma tiene bien clarito o sea que cuando uno, por ejemplo, viaja no es aconsejable tener atornillado al ojo la máquina fotográfica, el celular o cualquier otro aparatejo…

Bipartidismos caducos

Por Enrique Pinti Hace bastante tiempo que los bipartidismos políticos no funcionan ni dan respuestas concretas a las necesidades de los pueblos. El constante movimiento pendular entre populismo y ortodoxia neoliberal con derroches y ajustes que siempre terminan pagando los sectores más vulnerables han hartado a las mayorías que buscan en otras opciones la solución a sus problemas. Estas opciones también oscilan entre extremos radicales y continuismos moderados que no…

Altos y bajos

Por Enrique Pinti |  Para LA NACION. El éxito y el fracaso son aparentemente conceptos opuestos y como todos los contrastes de blanco y negro son absolutamente relativos y están sujetos a interpretaciones diversas. El éxito supone alcanzar una meta soñada y deseada y el fracaso implica todo lo contrario. Pero muchas veces un éxito trae complicaciones posteriores difíciles de tratar y un fracaso entraña experiencias que más allá de lo…

Estado de sospecha

Por Enrique Pinti |  Para LA NACION. Vivimos tiempos de sospechas, espionajes, descontroles, represiones, extremismos, permisividades peligrosas en algunos lugares del planeta que se contraponen con retrocesos medioevales en otros. Países donde las mujeres llegan a presidentas o ministras y, al mismo tiempo, son asesinadas impunemente por sus parejas; libertad a niveles de libertinaje en las redes sociales que permiten la pedofilia, el asesinato, el vaciamiento y adulteración de cuentas bancarias…

Zombis

Por Enrique Pinti |  Para LA NACION.  “Falta mucho por hacer”, es la frase recurrente de los candidatos en el período pre-electoral, período que se prolonga eternamente porque cada dos años se repiten las votaciones y después de cada victoria o cada derrota se ponen medallas en el primer caso y se buscan excusas en el segundo. Cuando son reconfirmados se hinchan de orgullo y cuando caen en el barro de la…

La historia eterna

En el agitado devenir histórico, los países y sus gobernantes parecen a veces perder la perspectiva de los hechos que integran y conforman la vida de los gobernados. En efecto, lo épico y lo cotidiano se confunden fácilmente y, a menudo, rimbombantes logros en un aspecto contrastan con retrocesos dramáticos en el otro.   Cuando los países atraviesan crisis económicas los grandes remedios o las medidas antipáticas pero necesarias impactan…

Cosas Nuestras

Muchas veces, la vida nos lleva a variar sentimientos que creíamos inamovibles y eternos. Son momentos de crisis y contradicciones muy profundas que nos conducen a encrucijadas angustiosas. Una de esas circunstancias es la relación con el país que nos vio nacer, la tierra natal, el terruño o como nos guste más llamarlo. Hay toda una mística patriótica inculcada en nuestras mentes por padres y maestros que dicta nociones de…

Todo por el Poder

El poder embriaga, seduce, construye y destruye. Tenerlo da una sensación equívoca de omnipotencia que la mayoría de las veces conduce a catastróficos fracasos. A todos los niveles posibles el poder se obtiene por las buenas o por las malas, como una consecuencia lógica y natural o por imponderables imprevistos coyunturales, esos que requieren estar en un determinado lugar a una determinada hora, o sea, la mal llamada casualidad que casi siempre es causalidad pura y dura. En el seno familiar se supone que el poder lo tienen los padres…