The following two tabs change content below.
Gabriela Tassile
Chef, Asesora Gastronómica y Catering.
Gabriela Tassile

Ùltimas notas de Gabriela Tassile (mostrar todas)

El pasado mes de noviembre fue  muy intenso para mí, con una agenda completa de eventos. Casi al final, cuando ya empezaba a programar la campaña de menús de Navidad, me esperaba una sorpresa muy grande. Me llamaron de la Embajada Argentina para proponerme hacer el catering del homenaje que estaban preparando para un argentino ilustre a nivel gastronómico, nada menos que Mauro Colagreco. Chef propietario de Mirazur considerado uno de los mejores restaurantes de Francia. En el último listado The World’s 50 Best quedó en tercera posición de los 50 mejores establecimientos del mundo. Ostenta dos rutilantes estrellas Michelin y seguro que su carrera al estrellato no quedará ahí.

Subidón total de energía, mariposas en el estómago y, por supuesto, mucho cuiqui como decimos por nuestros pagos.

La presión de hacer la elección de los platos que elaboraría para él y para todos los invitados en la Embajada se multiplicó al tener sólo cuatro días para pensarlo y hacerlo, claro está.

¿Cómo dar la talla ante un chef que tú admiras y tienes como referente? Para más inri, su restaurante en el bucólico pueblito de Menton, es uno de los únicos que no tiene carta. O sea que este cocinero es una verdadera máquina de crear y sorprender. Estando así las cosas, en mis desvelos nocturnos me dije, tú sigue tu esencia: “cocina de producto, bien elaborada y con una buena presentación”. Así fue como llegué a un menú hispano-argentino, usando como base productos de excelente calidad de ambos países y una reinterpretación de recetas de nuestro país para hacerlo más actual.

Demás está decir que contaba con el apoyo incondicional de todo el equipo de la sección comercial de la Embajada, que son realmente súper profesionales  y de un trato exquisito. Pero hasta que el chef no diera el visto bueno, yo estaba muy nerviosa. Llegó el día 29 de noviembre y allí en las cocinas de la preciosa residencia del embajador en Madrid, yo tenía a Mauro catando mis propuestas. Redoble de tambores… yo escrutando su cara y por fin Mauro Colagreco me demostró su cercanía, humildad y apoyo.

¡Entonces respiré y disfruté como una niña con zapatos nuevos!

Muy agradecida a Mauro y su equipo, al mío propio, a la Embajada Argentina y a esta profesión que no deja de darme satisfacciones y oportunidades soñadas.

Quiero compartir con ustedes la reinterpretación de la receta de la copa de mariscos que solemos comer en Navidades en nuestro país pero en formato aperitivo.

¡Espero que os guste!

 

Rollitos de palta, palmitos, langostinos y salsa golf:

  • Ingredientes:

  • 1 lata de palmitos
  • 2  paltas o aguacates
  • Hojas de lechuga romana
  • 24 unidades crêpes de arroz
  • 24 unidades de langostinos cocidos
  • Salsa Golf Renovada

1 taza de mayonesa

½ taza de kétchup

2 cucharadas de kimchi

1 cucharada de salsa de soja

1 cucharadita de mostaza de Dijon

Gotas de limón

Pimienta molida

Preparación:

Cortar el centro de las hojas de lechuga romana. Escaldarlos para quitar la fuerza a la hoja, pero apenas unos segundos para no quitarle el color. Cortar en trozos de 8-10 cm de largo.

Cortar los palmitos en tiritas finas y los aguacates o paltas en tiras un poco más gruesas. Como máximo 8-10 cm de largo.

Humedecer los crêpes de arroz en agua fría. Colocar sobre cada crêpe, un trozo de lechuga romana escaldada, encima dos o tres tiras de palmito, un langostino y una tira de aguacate. Cerrar como un rollito primavera. Cuando tengamos todos los rollitos armados, cortarlos a la mitad y servirlos inmediatamente con salsa golf renovada.

Salsa Golf: Mezclar todos los ingredientes. Tiene que quedar con una textura ligera ya que tendremos que “dipear” el rollito en ella.



Mis trucos:

  • Los crêpes se compran en cualquier supermercado de productos chinos o asiáticos. Humedecerlos con agua fría uno por uno. Son muy frágiles, aunque se pegan con facilidad si hay un roto. Si no los vamos a consumir en el momento, mantenerlos con un paño húmedo o papel de cocina húmedo. Consumo en 24 hs desde la producción.
  • Se pueden rellenar de infinidad de ingredientes. Desde vegetales totales a pollo o marisco.
  • Escaldar es hervir en abundante agua con sal un vegetal y luego cortar la cocción con agua helada. Se fija la clorofila y se puede manipular mejor para rellenar o forrar pasteles o puddings de verduras.
  • La salsa kimchi es una salsa coreana. A base de coles chinas fermentadas. Es salada y picante. Se consigue en supermercados chinos o en grandes superficies.

Chausito!