Artículos de Sergio A. González Bueno

AFA: ¿Tinelli ya asumió?

Sin Grondona, el codiciado sillón de Viamonte quedó vacante de caudillo. Don Julio I de Sarandí –monárquico y autoritario– manejó la AFA con la chequera de sus socios inversionistas y la libreta ‘contable’ que supo implementar en su mítica ferretería. Nada quedaba registrado en ninguna computadora. Memoria y números. Todo bajo la impronta de Don Julio. Así funcionaba la AFA en la era del “Todo pasa”. Hábil componedor, Grondona sumaba…

La absurda caza de Messi

            Corría 1975. A mis diez años, el Gasómetro era mi segundo hogar. Una vez más, Scotta  le había robado sonrisas a mi domingo. A la salida de la cancha, mi tío –futbolista amateur criado en la cultura del barrio– me mira fijo a los ojos y me dice: “En el fútbol (y en la vida), la felicidad es efímera. Los triunfos son engañosos, Sergio. Cada mañana, millones de perdedores…

Messi: El Artista ha vuelto

Lastrado por recurrentes lesiones musculares, Messi reguló un año para llegar al Mundial 2014. En ese lapso, el capitán de Argentina cuidó piernas y escatimó energías. Involuntario victimario de Martino, el “10” nunca le dio al Tata ni la cuarta parte de lo que sí le dio a Guardiola o Vilanova.  El calvario incluyó unas vacaciones con absurdas obligaciones comerciales. En lugar de descansar, Leo facturó. En lugar de prepararse…

¡Johann Wolfgang Riquelme!

La pelota está desconsolada; la Bombonera –incrédula– ruega por una función más. Acaba de colgar los botines El Último Romántico del Fútbol. Jugador contracultural Juan Román Riquelme. Mientras los sofistas del sudor intimidaban a la cátedra con su oquedad discursiva, Román rompió con el estereotipo. Y le puso sentimientos a su arte. ¿Qué hizo el “10” para romper los cánones establecidos? Pensar en lugar de correr; inventar en lugar de…

Francisco, un «Santo» en el Vaticano

El 1 de abril de 1908, un grupo de soñadores oficializó la fumata azulgrana. El cónclave anunció eufórico el ansiado «Habemus Club Atlético San Lorenzo de Almagro». Innumerables y fogosas reuniones precedieron el acto fundacional. A priori, los pioneros eligieron un nombre afín al barrio y los sentimientos: «Los forzosos de Almagro». Posteriormente, la asamblea extraordinaria decidió homenajear al padre Lorenzo Massa, patrono y guía espiritual de los románticos feligreses…