The following two tabs change content below.
Betiana Baglietto

Betiana Baglietto

Redactora Jefa at Argentinos.es
Periodista, escribidora. Con un pie en cada orilla. Más de 10 años en España, y aún no pierdo el acento. Loca por Bruno y Mateo

En este número nos empapamos de términos del ámbito laboral, tan importantes para integrarnos en un nuevo país. Y sí, currar en España significa laburar. 

El argentino recién aterrizado que tenga la suerte de incorporarse rápidamente al mundo laboral en España y no guarde una metedura de pata idiomática para contar, es un bicho raro. 

Muchos y muy diversos son los ámbitos en los que nos puede tocar desempeñarnos, aunque hay algunos consejos que pueden valer para la gran mayoría. 

Para empezar, tenemos que acostumbrarnos a que en las entrevistas laborales, cuando llegue el turno de negociar el sueldo, nos hablen de cifras anuales, no mensuales, repartidas en 12, 13, 14 o hasta 15 “pagas”.

El aguinaldo es la paga extra y el recibo de sueldo, la nómina. Aquí no se pagan viáticos sino dietas

Tendrás que aprender términos como IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) o Seguridad Social (el sistema público con el que se financia la sanidad y las jubilaciones), que no son otra cosa que los ítems por los que te harán las retenciones del sueldo bruto.

Cada mes de abril te tocará hacer tu declaración de Hacienda (equivalente a nuestra AFIP) y, según tu situación personal, familiar, las retenciones que te hayan realizado, las ayudas que hayas recibido del Estado o la comunidad autónoma en la que vivas, te saldrá a pagar o devolver impuestos. 

Todo el que trabaje con computadora tendrá que cambiar inmediatamente ese palabro por ordenador y españolizar el mouse. Aquí es ratón. 

Atención a quienes como las o los recepcionistas les toque atender una llamada –en femenino- y no un llamado telefónico. Si esa llamada se la tenemos que pasar a alguien que tiene el teléfono ocupado en ese momento, debemos decirle a nuestro interlocutor que esa persona “está comunicando”.

En el plano más de las costumbres, si vienes de esas empresas argentinas en las que todos se besan cada día al llegar a la oficina, andá quitándote ese ritual de la cabeza. Aquí con un “buenos días” y un “hasta mañana” es más que suficiente. 

La pausa para el café a media mañana es impostergable y sagrada en cualquier empresa. 

Si te toca trabajar con coche, acostúmbrate a llamarlo así y no auto, y a echarle gasolina (no nafta) o gasóleo/diesel. 

Opt In Image
¿TE GUSTO LA NOTA?
Suscribete a nuestro Boletin!

Notas, Eventos, Promociones, Sorteos...