Argentinos.es

En todas las Razas hay racistas

Hagamos un símil. Imaginemos una gran ciudad amurallada, como las de la época medieval, con foso y puente levadizo. Un día llega a las puertas de esa ciudad un tal Cristóbal, él y sus hombres se entrevistan con el rey de la ciudad. De esa entrevista surge una amistad que logra que el rey abra las puertas de la ciudad a los extranjeros, de ideas y costumbres nuevas.

Don Cristóbal se marcha y cuenta al resto del mundo que ha encontrado una gran ciudad donde sus habitantes los recibieron con amabilidad, abriendo las puertas de las murallas.

Don Cristóbal repitió viajes y los habitantes de otros continentes comenzaron a imitarlo. Como es lógico esperar de los humanos, entre los recién llegados había buenas y malas personas.

Los primeros traían progreso y cultura, los segundos traían problemas y muerte debido principalmente a su ambición de riqueza y poder. El resultado fue que unos y otros convivieron, entre la paz y las guerras y así se fueron mezclando y dejando su descendencia. Unos vivieron haciendo el bien y los otros haciendo el mal, es decir lo mismo que sucede ahora.

Los siglos fueron pasando y algunos habitantes originarios, de aquella ciudad amurallada, fueron siendo arrinconados por los descendientes de los nuevos habitantes, empezando así para los originarios o indios, la marginación o incluso el exterminio, mediante el miedo y la violencia ejercidos por sucios manejos políticos, con el fin de enfrentar a los foráneos y a los originarios.

Estas maniobras politiqueras lograron que unos originarios quedasen en zonas gobernadas por el caudillaje de políticos corruptos. Mientras otros, que han tenido mejor suerte, conviven en zonas del continente americano, mezclados con descendientes de antiguos colonos, decentes y trabajadores. Lo malo es que entre los descendientes de los foráneos, hay ahora unos cuantos listos y vagos, que descubrieron un buen negocio en el enfrenamiento entre razas, lo cual les permitirá quedarse con las tierras de los originarios e incluso con países enteros. Por eso estos vivos, disfrazados de salvadores, exterminan originarios metiéndolos en guerrillas politizadas, con el fin de allanar el terreno a potencias extrajeras, financiadas por grupos de poder, que quieren adueñarse de la gran “ciudad amurallada”  es decir de todo el continente americano.

¿Por qué se culpa a Colón? Pues para disimular que los que lo culpan llevan sangre extranjera y por tanto son los verdaderos usurpadores malignos, que no deberían habitar ese continente.

El mundo siempre ha sido racista y cuando digo racista no solo hablo de negros y blancos, hablo de todas las razas y la prueba es que desde que tenemos conocimiento escrito de nuestra historia humana, todos los pueblos o tribus consideraban diferentes a los de otras tribus y la esclavitud no empezó en América, sino que se abolió en América. Pero incluso en la América precolombina las tribus de America ya sometían y esclavizaban a otras tribus. Bueno… los esclavizaban si tenían la suerte de que no se los comían o usaban sus cabecitas de adorno.

Según las noticias, varios afroamericanos han decapitado estatuas de Colón en Estados Unidos. Alguien debería explicarles a los negros, los blancos, amarillos y de otros colores que viven en EE. UU, que ellos son más invasores que Colón. Colón no vivió en el continente, ni se quedó con tierras de los originarios. De eso se están aprovechando ellos, que actualmente habitan el continente americano. Quien se aprovecha de algo que considera un robo, también es un ladrón.

Los negros fueron llevados como esclavos, pero hace años que son libres. ¿Qué significa eso? Pues que pueden regresar libremente a la añorada África de sus raíces. Los afroamericanos deberían saber que en África había tribus que también eran negras y que vendían sus prisioneros negros a los traficantes de esclavos. Los negros, igual que los blancos, asiáticos, etc. no son amigos entre ellos por tener el mismo color de piel. Por cierto, los latinoamericanos también son marginados por ciertos negros en EE. UU. Aquel es un país de extranjeros donde todos quieren ser los auténticos americanos, pero ninguno lo es. Por tanto, los antepasados esclavos lo pasarían muy mal, lo mismo que lo pasaron los antepasados de otras razas, que fueron esclavas.

Pero los negros de América viven ahora en un país donde hay muchísimos de su raza que son millonarios, incluso ya han tenido un presidente negro. Así que si en su adorado EE. UU. hay racismo, no es culpa de Colón o de los españoles. La culpa es de ustedes que no han logrado cambiar la forma de pensar elitista y racista que tienen ciertos ingleses que son los que han colonizado su país. Así que menos cuento con Colón y el que se las de defensor de los originarios, lo mejor que puede hacer es volverse al lugar de donde salió su raza. La culpa no es de Colón, es de los caraduras que criticando a Colón y a España, siguen viviendo y ocupando tierras de los originarios en todo el Continente Americano.

Un saludo.

 

Carlos Ochoa Blanco

Carlos Ochoa Blanco

Colaborador Revista Argentinos.es

Añadir comentario

Comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X