El entrenador de Barcelona, Luis Enrique, aseguró que Leo Messi es un jugador al que «le da igual donde lo pongas» y dio a entender que en cualquier puesto sería igual de desequilibrante.