The following two tabs change content below.
Gabriela Tassile
Chef, Asesora Gastronómica y Catering.
Gabriela Tassile

Ùltimas notas de Gabriela Tassile (mostrar todas)

Foto: Santiago Pirrone

Foto: Santiago Pirrone

Cuando llega el fin de año siempre tengo sensaciones encontradas. Por un lado, el vértigo de pensar que ya ha pasado un año, ganas de no dejarlo ir. Por otro lado, el entusiasmo de tener que organizar la última fiesta familiar del año que siempre toca en mi casa. También la curiosidad y alegría de comenzar un nuevo año con la inocencia de quien abre un regalo inesperado: nuevos retos, viajes, alegrías, encuentros familiares, volver al “hogar” en Argentina, pero también tensiones de todos los colores, sinsabores, oportunidades fallidas y pérdidas… en definitiva la vida misma. Al menos pido que nos toque balanceado…

Para mí ha sido un año increíble, llegar a los 50 años sintiéndome plena en lo personal y profesional. Los regalos de este año en lo laboral han sido muchos y de categoría: poner en marcha y ser jefa culinaria del programa Hacer de comer de Dani García para TV Española, colaborar con la Embajada Argentina para celebrar varios eventos importantes en su agenda, la publicación de mi primera incursión en la literatura con el libro Los Sabores Perdidos junto a Raquel Martos, ser la chef  embajadora del Dulce de Leche Chimbote diseñando todas sus recetas dulces y saladas, escribir en esta columna gastronómica de Argentinos.es, colaborar con grandes clientes como la cadena Room Mate Hoteles y el diseñador  Lorenzo Castillo para sus eventos más señalados, representar a Argentina en showcookings organizados por Carrefour para dar a conocer nuestros mejores productos, colaborar junto a Gabriela Marchesotti para poner en marcha un nuevo concepto de cocina sin barreras, en la que celíacos e intolerantes no se sientan excluidos…. 

Como balance estoy realmente satisfecha, ahora me toca pensar en la lista de los retos para el 2020. Y si eres como yo que la cocina nunca te aburre y te gusta comer cosas ricas y bien hechas, pienso en elaborar nuevas recetas que no conozco o aquellas que por “h o b” se me han resistido.

Hoy quiero compartir una receta que hasta hace bien poco no me salía bien. Nunca me encontraba satisfecha con el resultado. 

Para mí era como un cuco, el “Pavo relleno asado”. Siempre con la pechuga seca…. pero encontré el truco y quiero compartirlo con ustedes. Ya verán que delicioso y jugoso os quedará. Y el color dorado del asado uniforme y apetitoso. ¡Irresistible!

Para despedir este año y recibir el próximo os deseo aromas deliciosos, un paladar con sensaciones únicas, recetas nuevas, recuperar los sabores perdidos de nuestra infancia, mesas compartidas con nuestros mejores afectos, vinos del mundo entero  para alzar nuestras copas por todo lo bueno que tiene la vida. ¡Feliz año 2020, sin olvidarme de agradecerles desde esta columna vuestra atención y minutos dedicados!

Pavo Asado de Navidades (8 personas)

  • Ingredientes:

  • 1 pavo de 4 kilos
  • Salmuera
      • 3 Litros de sidra dulce
      • 3 Litros de Agua
      • 1 taza de sal gorda
      • Pimienta recién molida
      • Romero y tomillo dos o tres ramitas de cada
      • 1 tazita de miel
  • Relleno
        • 8 manzanas golden
        • 400 gr de bacon
        • 250 gr paquete de uvas pasas o ciruelas pasas o albaricoques
        • 150 gr paquete de almendras o piñones tostados o castañas cocidas
        • 2 cebollas pochadas
        • 2 ajos
        • Aceite de oliva
        • Sal y pimienta

Preparación:

Empezamos por prepar la salmuera con 24 h de antelación: el día previo a hacer el pavo lo limpiamos bien por dentro y por fuera. 

En una cazuela ponemos, la miel, la sal, la pimienta recién molida, las hierbas y una taza de agua que luego descontamos del total del agua de la salmuera.

Desleímos todo muy bien para que la sal sobretodo no se instale abajo.

En un tupper bien grande para que entre el pavo sumergido, seguimos preparando la salmuera. Ponemos la miel con la sal y especias. Añadimos los tres litros de sidra y los tres litros de agua.  Mezclamos muy bien. Sumergimos el pavo con las pechugas para abajo. Si vemos que no está totalmente bañado por líquido le agregamos un poco de agua y movemos bien. Lo llevamos a la nevera 24 hs. 

Mientras tanto, hacemos  el relleno: picamos dos cebollas y las pochamos lentamente con un poco de aceite de oliva. Añadimos los ajos enteros y seguimos pochando. Cuando todo esté dorado y translúcido, retiramos los ajos.

Pelamos las manzanas y las cortamos en daditos de 1 cm de lado aproximadamente. Picamos el bacon en taquitos.

Añadimos el bacon picado y sofreímos bien. Incorporamos las manzanas troceadas. Pasados unos minutos y cuando la manzana empiece a ponerse transparente, paramos la cocción. Fuera del fuego añadimos los frutos secos. 

Mezclamos muy bien y condimentamos con toque de sal  y pimienta recién molida. Conservamos en nevera o lo hacemos al otro día.

Una vez pasadas las 24 horas, retiramos el pavo de la salmuera. Secamos bien con papel o paño. Metemos todo el relleno en la panza, bien a tope, tratando que entre todo el relleno preparado. 

Precalentamos el horno a 180º y llevamos el pavo relleno a asar durante dos horas o dos horas 30 minutos aproximadamente. Yo siempre compruebo punto de la cocción con una sonda en la parte del muslo y contramuslo. Cuando esta zona está a 60 grados retiro el pavo.

También comentarles que a partir de la hora de cocción, si vemos que el color de la piel ya es intenso, lo tapamos con papel albal para que no se nos queme o tueste demás. Lo bueno de esta técnica es que nos asegura un color asado uniforme y nos libramos de tener que estar pintando el pavo cada rato.

Rescatamos el jugo la cocción en una salsera.

Para servir lo colocamos en una bandeja de presentación. Retiramos el relleno que será la guarnición y salseamos con el jugo.

Esta receta la puedes hacer con antelación y luego regenerar en el momento de comer.