Argentinos.es

Natalia Oreiro, muñeca rusa

Netflix acaba de estrenar un documental sobre el fenómeno que la actriz uruguaya ha generado en Rusia y los países de su entorno a partir de la emisión de la novela Muñeca Brava, en 1998, y que, 20 años después, sigue vigente.

Grupos de jóvenes y no tan jóvenes rusas bailando y cantando sobre paisajes helados la canción más conocida de Gilda (interpretada por Natalia Oreiro en la película biográfica sobre la fallecida cantante).

Mamushkas con la cara de Natalia Oreiro, su marido Ricardo Mollo (líder de la banda Divididos) y su pequeño Atahualpa.

Decenas de mujeres rusas hablando un perfecto español con acento argentino.

Son algunas de las escenas que nos muestra el documental Nasha Natasha que acaba de estrenar Netflix, con dirección de Martín Sastre y protagonismo absoluto de Natalia Oreiro, la actriz y cantante uruguaya afincada en Argentina desde los 17 años.

El filme se centra en desvelar el fenómeno que genera la artista en un país tan lejano cultural y geográficamente del Río de la Plata como Rusia, pero también se remonta a los orígenes de Natalia en Montevideo, el breve exilio de su familia a España y su decisión de partir sola hacia Buenos Aires en busca de su sueño de ser actriz.

Tras hacerse conocida en una publicidad de tampones que no volvería hoy a grabar, la verdadera popularidad le llegó a Natalia con su papel protagónico en Muñeca Brava, telenovela emitida por Telefé en 1998, en la que interpretaba a una huérfana pobre que se enamora de un apuesto millonario (Facundo Arana).

 

El fuerte carácter de ese personaje que le tocó interpretar y el carisma natural de la artista despertó pasiones en países como Rusia, Polonia, República Checa o Rumania, y desde ese entonces se ha convertido en la admiración de miles de fans que siguen sus telenovelas, películas, conciertos y cada uno de sus pasos.

Con testimonios de sus padres, hermana, su marido, una amiga y otros compañeros de ruta, Nasha Natasha nos lleva por una gira de miles de kilómetros a través de la inmensidad de Rusia para intentar entender un fenómeno para el que durante mucho tiempo ni la propia Natalia tuvo respuesta.

Betiana Baglietto

Betiana Baglietto

Periodista, escribidora. Con un pie en cada orilla. Más de 10 años en España, y aún no pierdo el acento. Loca por Bruno y Mateo

Añadir comentario

Comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X